Noticias << Volver

La AEBLH advierte de los riesgos derivados del uso de leche materna sin control sanitario

La falta de control médico de las donantes de leche plantea el riesgo potencial de transmisión de infecciones.

nota de prensa


Ante la alerta lanzada por las autoridades sanitarias alemanas por la comercialización incontrolada de leche materna a través de Internet, y que ha tenido un importante eco en los medios de comunicación españoles, la AEBLH quiere poner en evidencia que la administración a un bebe de leche humana que no sea de la propia madre, puede presentar algunos riesgos para la salud del mismo. Sin el cribado de las donantes y de la leche materna, no es posible conocer el verdadero riesgo a que se expone a los lactantes cuando se comparte leche materna.

Este riesgo es especialmente significativo cuando se trata de prematuros o de lactantes con problemas de salud añadidos.

Tanto la European Association of Milk Banks (EMBA) como la Food and Drug Administration (FDA) de EEUU comparten este criterio y expresan sus reticencias a estas practicas de riesgo.

Los riesgos para el bebé incluyen la exposición a enfermedades infecciosas, incluyendo el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) y al Citomegalovirus (CMV), a contaminantes químicos, como algunas drogas ilegales o medicamentos que se pueden encontrar en la leche humana. Por todo ello se hace evidente la necesidad de un adecuado control sanitario de las donantes. Además, si la leche humana no se manipula y almacena correctamente, podría, como cualquier tipo de leche, contaminarse.

En un estudio reciente realizado en el Children’s Hospital Medical Center  en Ohio, los investigadores adquirieron 100 muestras de leche a través de Internet con el fin de analizar las condiciones de envío y las características higiénicas de estas muestras de leche. Se detectó una alta frecuencia de bacterias coliformes incluyendo Salmonella spp) en las muestras obtenidas a través de Internet que apuntaba a una higiene inadecuada. Además la gran proporción de muestras con altos recuentos bacterianos apuntaba a unas inadecuadas condiciones térmicas de almacenamiento y transporte, que se evidenciaba por el hecho que el 12% de los envíos llegó con el paquete roto o la leche derramada fuera de los envases.

La Asociación Española de Bancos de Leche Humana, es una entidad no lucrativa que tiene como finalidad genérica la de fomentar todas las actividades relacionadas con la obtención, conservación, manipulación y distribución de leche humana para su administración en seres humanos, además de promover todas aquellas actividades que favorezcan la lactancia materna.

Los Bancos de Leche son dispositivos sanitarios establecidos para la obtención de leche humana a fin de recogerla, procesarla, almacenarla y dispensarla, con todas las garantías sanitarias, a los pacientes que precisen de este producto biológico.

El primer banco de leche se creó en Viena en el año 1909. Desde entonces los bancos de  leche fueron implantándose en numerosos países: Reino Unido, Francia, Italia, Dinamarca, Suecia, Alemania, EEUU, Canadá, Brasil,… En Europa suman en estos momentos un total de 203.

En España, existen actualmente siete bancos en activo: Palma de Mallorca, que entró en funcionamiento en 2001, Madrid (2007), Valencia (2010), Granada (2010), Barcelona (2011), Zaragoza (2011), y Mérida (2012), que se encuentran agrupados en la AEBLH.

En los Bancos de Leche, las donantes de leche son sometidas a un escrupuloso proceso de selección, que incluye una revisión de los antecedentes medico-sociales, y un estudio serológico para descartar enfermedades infecciosas potencialmente transmisibles.

Además se les instruye sobre el manejo y esterilización del equipo de extracción, se les dan indicaciones sobre las normas higiénicas a tener en cuenta y se les facilitan recipientes estériles para la recogida.

Aun en estas circunstancias un pequeño porcentaje de las muestras que llegan a los bancos de leche deben ser descartadas porque muestran unos niveles de contaminación bacteriana que desaconseja su utilización.

Por ultimo, la leche es analizada de manera individual y pasteurizada para proporcionar todas las garantías sanitarias a los receptores.

Los Bancos de leche no comercializan la leche materna ni obtienen beneficio económico alguno de su distribución. Todas las iniciativas que implican cualquier forma de pago o negocio con la leche materna deben ser consideradas poco éticas y por tanto rechazadas.